Un zapatero muy original ¡Hecho con un pedazo de tronco!

¡Mira qué forma tan divertida de dejar las botas en un rincón del vestíbulo! A tus hijos les encantará la idea y tú, por fin, lograrás mantener la casa libre de pisadas.

Además de zapatos y botas de agua, también puedes colgar en tu original zapatero gorros y mochilas sin demasiado peso, de esta manera, lograrás que todo se seque más rápido y evitarás que la suciedad entre en las habitaciones.

Materiales

– Un tronco.

– Dos varillas estriadas de 18/1000 mm.

– 6 pomos de madera.

– Broca tipo bailarina del 18.

– 6 tornillos de doble rosca.

– Sierra de calar y lija.

– Taladradora.

– Pintura y brocha.

– Metro y lápiz.

– Papel.

materiales_galeria_landscape

Paso a paso

1. Cubre la superficie de trabajo con papel y divide cada varilla en tres piezas de unos 33 cm cada una. Márcalas con el lápiz y córtalas con la sierra. Lija los extremos cortados para eliminar rebabas. Coloca un tornillo de doble rosca en cada pomo.

paso-1-cubre-la-superficie-de-trabajo_galeria_landscape

2. Con la broca fina en la taladradora realiza un agujero en cada varilla. Sitúalo exactamente en el centro de uno de los extremos. Para evitar que caiga suciedad al suelo, acuérdate de cubrir éste o poner un sobrecito de papel bajo la taladradora.

paso-2-haz-los-agujeros_galeria_landscape

3. Enrosca un pomo con su tornillo incorporado en cada una de las varillas agujereadas. Pinta las varillas del color que quieras, sin esmerarte mucho para darles un toque vintage o barnízalas, si prefieres un acabado más natural. Déjalas secar bien.

paso-3-enrosca-un-pomo-con-su-tornillo_galeria_landscape

4. Mientras se secan las varillas, con la broca perfora en el tronco tantos agujeros como zapatos quieras colocar. Deja suficiente distancia entre un agujero y otro para evitar que las botas choquen. Encaja cada varilla en su agujero y ¡a estrenar!

paso-4-agujerea-el-tronco_galeria_landscape

Resultado Final

mi-truco_galeria_portrait

Mi Casa

Add Comment