Sorprende esta Navidad con una delicada presentación de tus regalos

De tradición milenaria, el furoshiki es un paño cuadrado que sirve para envolver o para transportar cualquier pieza

El objetivo es que el envoltorio sea un regalo en sí mismo, una pieza de tela reutilizable como pañuelo, bufanda o mantel.

Materiales:

– Papel de seda y tijeras.

materiales_galeria_landscape

Paso a paso:

1. En lugar de tela, hemos utilizado papel de seda. La dimensión de la pieza dependerá del tamaño del objeto a envolver -necesitas un trozo cuadrado, que sobresalga al menos 20-30 cm por cada lado-. Coloca el regalo en el centro, como ves en la imagen, levanta una esquina, tapa el objeto con ella y písala con el objeto.

paso-1-envuelve-el-regalo_galeria_landscape

2. Pasa la esquina contraria por encima y deja el pico de papel a la vista (fíjate en la imagen: se aprecia el trozo que sobresale). Se han formado dos picos en los laterales más cortos. Levántalos y llévalos al centro del objeto, como si quisieras unirlos entre ellos.

paso-2-une-los-picos-laterales_galeria_landscape

3. Ata los dos extremos en el centro. El papel de seda es muy apropiado para realizar este trabajo, porque se dobla fácilmente, adaptándose a las formas del regalo. Sin embargo, debes manejarlo con delicadeza para que no se rompa.

paso-3-anuda-con-delicadeza-el-papel_galeria_landscape

4. Un último movimiento y estará listo: tapa el nudo con el trozo de papel, que quedó a la vista en el segundo paso, metiendo el pico debajo de la atadura. Utiliza varios pliegos de papel de seda, uno sobre otro, para envolver y no se rasgarán con tanta facilidad.

el-origen-de-una-tecnica-japonesa_galeria_landscape

Mi Casa


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO