Llena la casa de color con esta técnica: Paredes pintadas con crayones de cera

Vamos a mostrar a continuación una técnica basada en el uso de crayones derretidos es una variante nueva y muy interesante.

En esta ocasión añadiremos el soplado para conseguir nuevos y espectaculares efectos con estos populares lápices de colores.

Materiales

– Crayones de varios colores.

– Una pistola de calor o un simple secador del pelo.

– Un lienzo.

– Un cúter o un cuchillo afilado.

Paso a paso

1. Agrupamos los crayones por colores, nos resultará más cómodo para trabajar, les quitamos el papel que los recubre con el cúter o con un cuchillo afilado. Preparamos el lienzo y comenzamos, cogemos un crayón con una mano y con la otra el secador.

2. Apuntamos el aire caliente hacia el crayón y vamos derritiéndolo. Hemos de ir probando con las distintas temperaturas y el selector de velocidad.

Conseguiremos distintos efectos, con una temperatura más suave podremos crear una capa gruesa, con una temperatura alta y una velocidad alta conseguiremos efectos de goteo muy expandido. Es cuestión de ir probando, incluso podemos combinar el uso de la pistola de calor y el secador. Con la pistola de calor podemos derretir rápidamente el crayón y con el secador darle la forma que queramos.

Con esta técnica es muy importante la experimentación para observar los múltiples efectos que podemos conseguir según las distintas opciones que nos ofrecen tanto el secador como la pistola de calor.

tecnica-para-pintar-con-crayones-01

Guía de Manualidades


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO