Hoy les mostramos cómo hacer muñecos de nieve con macetas

Decorar la casa para Navidad es una de las actividades más divertidas de las fiestas

Los muñecos de nieve son uno de los grandes y clásicos símbolos de la Navidad. Si vivís en una ciudad donde no nieva o queréis hacer un muñeco de nieve que no se derrita, ya sabéis: un muñeco de nieve con macetas es la opción ideal.

Materiales

– Macetas de terracota

– Guantes de lana viejos

– Pompones de colores

– Pintura de colores varios

-Papel de regalo

– Cinta

– Pegamento

Paso a paso

1. Pinta la maceta de color blanco. Mide el borde de la maceta de terracota. Luego, corta tiras de papel de regalo con el ancho y largo del borde de la maceta. Coloca pegamento y presiona el papel sobre la maceta hasta que se encuentre bien asegurado.

2. Paralelamente, corta los dedos del guante viejo para crear el sombrero del muñeco de nieve. Colocad el sombrero al muñeco, realizando un doblez en la parte inferior para lograr el ala del gorro de lana. Con la cinta, haced un moño en la parte superior del sombrero (en la parte abierta del guante). Si lo deseas, puedes asegurar el sombrero con pegamento, para evitar que se mueva.

3. Para crear las orejeras, pega un pompón a la altura de cada oreja del muñeco y una cinta en la parte superior. Si deseas hacerle al muñeco de nieve unas mejillas sonrosadas, moja un pincel pequeño y desaliñado en pintura de color rosa y quitad el exceso hasta que el pincel esté casi seco. Luego, con ese pincel, aplica la pintura sobre la maceta.

4. Añade la nariz con color naranja y con negro los ojos y la boca. Dejad que se seque bien y si queréis, podéis barnizar la maceta para proteger el diseño.

macetas

Peque Ocio


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO