Hoy en decoración nos enfocamos en las paredes ¡Llénalas de detalles!

Seguro que hay paredes en tu casa, que no aportan nada a la decoración.

¿Te apetece un cambio? Descubre algunas opciones para que las paredes más sosas que te rodean tengan interés visual. Estarán mejor decoradas, pero además, verlas a diario será un placer.

Letras decorativas:

¡Las letras corpóreas o en 3D están de moda! El abecedario al completo no cabe en una pared convencional, pero unas cuantas letras en el lugar adecuado pueden dar un plus de estilo a esa pared de tu casa que necesita un cambio. En este salón, con interiorismo de Mikel Larrinaga, tres letras aportan color y vitalidad. Pero, no hace falta que la decoración tenga un aire loft, ni que tenga paredes de ladrillo, este tipo de letras 3D también son una propuesta chic sobre paredes lisas pintadas o formando un collage con láminas y fotos enmarcadas.

letras-decorativas_galeria_portrait

Un dueto con encanto:

En este office, una de las paredes ya estaba decorada con un mapa maxi. ¿Acaba la decoración ahí cuando hay un mural? No siempre… En este ambiente, la pared en blanco luce radiante con una composición de espejos sol.

un-dueto-con-encanto_galeria_portrait

Galería mutante:

Cuadros, fotos, láminas, pósters, postales… Plantéate la decoración de la pared como un elemento flexible, que puedes variar según la estación del año o tu momento personal.

Las baldas blancas con unos 10 cm de profundidad y un largo que se adapte al de la pared son un excelente soporte para todos ellos. Siempre puedes alternar con objetos decorativos que dinamicen el conjunto. Juega con las alturas de cada elemento y recurre al paspartú para dar coherencia al conjunto. Aún mejor, si está iluminada con lámparas de pinza, orientables y articuladas.

galeria-mutante_galeria_portrait

Detalles personales:

Una pared es un lienzo perfecto para exponer, casi, cualquier objeto que colecciones o te guste. ¿Ideas? Tu colección de sombreros, tocados, abanicos, gafas, incluso bolsos y bisutería, pero también platos y bandejas, si el menaje y la cerámica son tu pasión, y si quieres ir más allá, piezas de menaje sobre baldas a modo de ménsulas. La decoración de tu casa hablará de ti, y de tu forma de ser, si das a alguna de las paredes tu toque personal.

detalles-personales_galeria_portrait

Para fans de los espejos:

Elegantes y femeninos, los espejos dan un aire señorial y chic a este comedor. ¿Por qué gustan tanto los espejos? Por su diseño, pero también por sus ventajas: proyectan la luz natural y crean la sensación de un espacio abierto, y colocados frente a una ventana, trasladan el paisaje al interior.

para-fans-de-los-espejos_galeria_portrait

Creatividad más estilo:

Una idea al alcance de cualquier [email protected] a las manualidades y DIY. Forrar con tela o papel unos tableros de DM, que se pueden encargar en tiendas de bricolaje en la medida que se necesite. Aquí se eligieron tres con pinceladas rosas sobre un fondo oscuro para dar un halo de misterio a este rincón femenino, pero pueden decorar una zona de paso como si fuera una sucesión de cuadros oversized. Las opciones son infinitas ¿en que medidas los vas a pedir?

creatividad-estilo_galeria_portrait

El que arriesga, ¡gana!:

El factor sorpresa y la originalidad en la decoración de una pared da a ese ambiente un aire renovado. Dependiendo de qué objeto se elija, el espacio se inclinará hacia un estilo u otro. Cuanto menos convencional, más impacto en la decoración. Los camaleones en esta pared no dejan indiferente a nadie.

el-que-arriesga-!gana_galeria_portrait

Aire parisién:

Lo habitual: el zócalo con cuarterones en la parte inferior de la pared. Aquí, en la mitad superior queda a la altura de los ojos y acapara más protagonismo. Las molduras con pátina envejecida armonizan con este delicado papel floral. El broche a la decoración de esta pared: un perchero vintage, pero cualquier otro detalle chic colocado estratégicamente, como un espejo ornamental, es válido.

aire-parisien_galeria_portrait

Artistas en la familia:

Cuando hay un Picasso en la familia, se puede aprovechar su talento y arte para decorar una de las paredes de su cuarto. ¡Así de fácil! Dibujos y trabajos manuales que, sin duda, merecen un sobresaliente, dan un aire informal y familiar a cualquier hogar. Conviene, eso sí, no llegar a saturar la pared porque entonces, ninguno destacará. Se impone una selección previa y la sustitución de unas “obras” por otras más recientes.

artistas-en-la-familia_galeria_portrait

Mi Casa


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO