Guirnalda decorativa de corazones para San Valentín

Hacer adornos de decoración para San Valentín puede convertirse en una manualidad divertida para compartir con tus hijos

A continuación, te vamos a enseñar el paso a paso de cómo hacer una guirnalda de arcilla blanca para decorar tu casa en este día tan especial.

Materiales:

– Pasta blanca para modelar

– Molde de corazón

– Hilos de colores

– Tempera de color rojo

Paso a paso:

1. El primer paso para comenzar a hacer tu propio adorno de San Valentín es mezclar la arcilla blanca con la tempera roja. Para ello, solo tienes que abrir el paquete de arcilla y comenzar a mezclarlo con la pintura.

2. En segundo lugar, una vez que tengas las pasta blanca y la tempera roja preparadas hay que amasar con mucho cuidado la masa que se cree para que ésta vaya cogiendo el color rojo de la tempera. Deberás dedicarle unos minutos y seguir amasando hasta que el color rojo sea homogéneo en toda la masa. Puede ser una actividad muy divertida para hacer junto a tus hijos.

3. Después dividimos la masa en varias bolitas y seguimos amasando para conseguir por fin, pequeñas pelotitas. De esta forma, dividiremos la masa y será más fácil comenzar a hacer los corazones para nuestra guirnalda de San Valentín.

4. Ahora tienes que aplastar las bolitas de arcilla que habías hecho y estenderlas con un rodillo. Una vez que hayas extendido bien la masa, sin que quede ningún grumito, puedes comenzar a cortarla con el cortapastas de corazón.

5. El cortapastas que se ha utilizado en la imagen lleva además, un divertido mensaje “home made” que lo hace todavía más actractivo y profesional. Por último, con una pajita puedes hacer un orificio en la parte de arriba, que nos servirá para poder colgarlo de los hilos después.

6. Y por último, sólo tienes que pasar el hilo por el agujerito que hemos hecho anteriormente y … ¡Voilá! Ya tienes tu guirnalda de corazoncitos preparada para decorar tu casa el día de San Valentín.

guirnalda1-162724_L

En Femenino

Add Comment