¡Ecoladrillo! Descúbrelo

Cada año se consumen en el mundo 100 millones de toneladas de plástico, de los cuales el 75% se convierten en basura luego de su uso. De estos, el 95% no son reciclables, pero sí reutilizables.

El Ecoladrillo, es una botella de PET rellena a presión con residuos limpios y secos, no reciclables y no peligrosos que funje como ladrillo y funciona como aislante térmico, debido a su bajo peso. Puede reemplazar materiales de construcción altamente contaminantes.

Cómo hacer un Ecoladrillo:

Sólo necesitas una botella de plástico y rellenarla con todo tipo de plásticos y envolturas de aluminio, lo más limpios y secos posibles.

Paso 1: Quítale la etiqueta, lava y seca muy bien tu botella de PET.

Paso 2: Introduce en la botella sólo residuos no reciclables y no peligrosos, asegurándote que estén limpios y secos. Nunca utilices residuos orgánicos ni pilas.

Paso 3: Comprime bien el material con una vara, un martillo de madera o cuchara de palo evitando dejar espacios de aire entre los residuos.

Paso 4: Una vez llena y con el material en su interior bien compactado, tapa la botella. Para asegurarte que está bien hecho, intenta apretarlo, si la botella se deforma, aún puedes introducir más residuos en su interior. El ecoladrillo debe quedar durísimo, si es necesario, pide ayuda.

Qué puede contener un Ecoladrillo:

Residuos de plásticos, papel de aluminio y papeles altamente plastificados como:

Envolturas de spagueti u otras pastas.

Envoltura de arroz.

Envoltura de chocolates.

Tapas de yoghurt.

Bolsas de plástico.

Envases de Yakult.

Empaques tetrapack.

Bolsas de frituras.

Paquetitos de mermeladas.

*En el caso de tener envases de plástico duro, se puede picar con tijeras para que entren fácilmente. No introduzcas residuos como el papel y las latas.

Fuente: fundacionhombrenaturalezablog.wordpress.com

Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO