Casas con rincones para refugiarse del frío en invierno

Detalles cálidos para el hogar…

Una chimenea en el salón: Los fríos días de invierno también tienen su encanto. Sobre todo cuando sientes ulular el viento fuera, mientras te encuentras refugiado en tu plácido salón, abrigado al calor del hogar. Los afortunados que dispongan de una chimenea sentirán un regocijo mayor, sentados frente al fuego.

una-chimenea-en-el-salon_galeria_portrait

Un recibidor cálido: Las paredes revestidas en madera refuerzan el aislamiento. Inspírate en las casas nórdicas, ellos son especialistas en combatir el frío en sus hogares. Es una solución idónea para que el recibidor te acoja por fin en casa.

un-recibidor-calido_galeria_portrait

Las velas aportan calidez: Su luz es muy agradable y su llama evoca el calor de un fuego encendido en la chimenea. Distribúyelas en candeleros individuales o de pie o agrupadas en bandejas a modo de centro.

las-velas-aportan-calidez_galeria_portrait

Materiales para combair el frío: Lana y madera, la combinación perfecta para caldear el aspecto de una estancia. Abusa de estos materiales sin reticencias en cualquier ambiente. Maderas en tonos lavados, naturales y blanqueados se imponen en los revestimientos y se acompañan con muebles en el mismo acabado y textiles pesados y gruesos.

para-combatir-el-frio_galeria_portrait

Telas para caldear el ambiente: Las superficies enteladas son aislantes tanto del frío como de los ruidos. Aquí las cortinas y la pared lucen el mismo textil.

telas-para-caldear-el-ambiente_galeria_portrait

Mi Casa


Síguenos en Facebook

Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con


O

No se preocupe, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
RECOMENDADO